• CHC Las Rozas

Importantes tres puntos frente al Molina Sport


Nuestros chicos del equipo de Liga Élite están quemando etapas en su experiencia en la máxima competición, y frente al Molina Sport tuvieron que superar una complicada prueba de madurez en su corta trayectoria en esta liga.

El partido enfrentaba a dos filosofías distintas, por un lado estaba un club plagado de fichajes (dos checos, dos suecos y un español internacional) frente a un club absolutamente canterano, con solamente dos senior en sus filas. Y el rival llegaba con bastantes argumentos, ya que había ganado en todos los partidos en que había jugado como visitante esta temporada.


Y el encuentro arrancó con un ritmo trepidante por parte de ambos conjuntos. Los canarios presentaban un equipo bastante descompensado, con una primera línea con todos sus fichajes y una segunda de nacionales, y salieron a apretar con su primera línea. Pero una falta de los contrarios a los dos minutos de juego nos permitió parar esta presión, aunque no fuimos capaces de anotar. Recuperada la igualdad siguió la misma tónica, con unos contrarios que salieron con la intención de solucionar el partido en los primeros mintuos. Pero nada más cumplirse los cinco minutos de juego fuimos nosotros quienes marcamos el 1/0, gracias a que Miguel Cruzat aprovechó un rechace de un tiro de Daniel Cruz. Y tres minutos después era Daniel Cruz quien aprovechaba un pase de Xavier Labaien para culminar con gol una excelente jugada de toda la línea. No solamente habíamos superado la presión inicial, si no que nos veíamos por delante. Los contrarios se vieron obligados a bajar el ritmo y a dar más minutos a la segunda línea, y en una de las estas ocasiones Miguel Cruzat aprovechó, de excelente jugada personal, para anotar el 3/0 restando 6' 55'' para el descanso. Todo estaba saliendo a la perfección, y la cosa aun mejoró más cuando en el último segundo de la primera parte los contrarios eran sancionados con una falta. Íbamos a comenzar el segundo tiempo 3/0 arriba y con superioridad. Sin lugar a dudas teníamos la ocasión de matar el partido.


Arrancó la segunda parte con todo de cara para nuestro equipo, con una superioridad a favor para dejar el partido casi sentenciado. Pero a los 28 sg de juego en un desastre defensivo encajamos un gol. Y cuando faltaba medio minuto para que se cumpliese la sanción el expulsado se incorporó a la pista, de manera que fue sancionado dos minutos más y, de nuevo, encajamos otro gol en situación de superioridad. En dos minutos y medio casi habíamos dilapidado todo lo conseguido en la primera parte. En resumidas cuentas, la presión de vernos con el partido en nuestras manos con tanto tiempo por delante nos había podido. Un gol más de los contrarios nos podía hundir. Pero con igualdad en la pista las cosas cambiaron, y no sólo fuimos capaces de aguantar, apoyados en un gran Luís Carballo bajo palos, si no que restando 16' 52'' para el final Pablo Salido anotó el 4/2 que nos volvía a dar confianza. De nuevo desaprovechamos una situación de superioridad, y con la igualdad recuperada los contrarios tuvieron que volcarse en nuestra portería. En una de esas Iván Pascual asistió a un desmarcado Daniel Cruz que no tuvo ningún problema para anotar el 5/2 a falta de 8' 45''. Minuto y medio después sufríamos una expulsión, y los contrarios recortaban distancias. Quedaba mucho partido (6' 52''), pero no íbamos a dejar que se nos escapase. Y faltando menos de dos minutos para el final Miguel Cruzat asistió de vaselina a Daniel Cruz para que anotase el definitifo 6/3 con el que nos llevábamos tres puntos muy sufridos.


No podemos negar que el partido ha significado una gran lección para los nuestros, que se vieron en una situación nueva, la de dominar un marcador muy claro, y tuvieron algunas dudas. Pero no se vinieron abajo y fueron capaces de rehacerse y sumar tres puntos ante un rival con 18 temporadas de experiencia en la Liga Élite. Sin lugar a dudas es un importante paso de cara a conseguir la permanencia y, sobre todo, de cara a ser capaces de convertirnos en un equipo competitivo al máximo nivel. Esperemos que no sólo nos hayamos llevado tres puntos.


Y estos tres puntos (ahora mismo sumamos siete) nos permiten escalar posiciones, adelantando a Castellón (seis puntos) y tomando cierta distancia de Castellbisbal (cuatro puntos), lo que nos da el lujo de poder tomar un poco de aire.


En cuanto al resto de partidos hay que destacar el contundente 8/0 con el que el CPLV se deshizo de un España que hace dos jornadas apuntaba alto. Es cierto que los mallorquines siguen terceros en la tabla, pero las dos últimas derrotas, en casa frente a Rubí y en Canterac contra el CPLV, y sobre todo la forma de esta última, les deja bastante tocados. Quien sigue a lo suyo es el CPLV, que cuenta sus partidos por victorias y comanda la liga en solitario. Tampoco pierde comba el Rubí, que tras ganar en Mallorca sufrió para llevarse los puntos en casa frente a un Castellón que cayó por un ajustado 2/1. Con este resultado los de Barcelona afianzan su segundo puesto en la tabla, con cinco puntos de ventaja sobre el Mallorca, mientras que los de Castellón abandonan los puestos de Copa del Rey, pasando a ocupar la penúltima plaza. Por su parte Tres Cantos sumó tres importantes puntos en casa frente al Metropolitano, en un partido con muchas alternativas que se acabaron llevando los madrileños con un resultado de 5/4, lo que les permite a los tricantinos acumular puntos de cara al invierno de la segunda vuelta, en la que van a jugar todos los partidos fuera. Por su parte los de Bilbao cortan su racha de dos victorias consecutivas, y aunque están en play offs lo hacen empatados a puntos con los tricantinos y Jujol, y a un punto del Molina Sport y dos de Las Rozas. El domingo cerró la jornada un delirante Jujol-Castellbisbal, en el cual los locales se llevaron los tres puntos con un marcador de 5/3. Y decimos delirante por que no es de recibo un partido en el cual se cometan 21 faltas. Seguro que las cosas se pueden hacer un poco mejor.



©2018 by CHC LAS ROZAS. Proudly created with Wix.com