©2018 by CHC LAS ROZAS. Proudly created with Wix.com

 
  • CHC Las Rozas

Una plata y un bronce en el primer fin de semana de Campeonatos de España


Dos medallas, una plata y un bronce, son el balance del primer fin de semana de Campeonatos de España para el CHC Las Rozas. Tras dos fases de grupos muy distintas los dos equipos de los Caníbales se metieron en semifinales, con el objetivo de llegar lo más arriba posible. Los alevines jugaron en Sant Joan Despí (Barcelona) y los juveniles en Valladolid.


LA FASE PREVIA

Ambos equipos finalizaron como primeros de grupo, pero con trayectorias bien dispares, aunque ambos tenían los mismos rivales y se enfrentaban en el mismo orden. Los alevines realizaron una fase previa muy contundente, en la que derrotaron a los catalanes del Rubí CP con un marcador de 6/3, a los madrileños del Tres Cantos PC con un rotundo 1/8 y a los locales del CHL Jujol con un claro 8/3. Con estos resultados llegaban a semifinales con la vitola de favoritos, máxime después de ganar la Liga Nacional.


Los juveniles tuvieron una fase previa muy distinta. Comenzaron ganando con contundencia a los catalanes del Rubí CP con un claro 4/0, una diferencia de goles que resultó fundamental de cara a la clasificación del grupo. En el segundo partido fueron derrotados por los madrileños del Tres Cantos PC, con un marcador de 4/1. Y aquí comenzaron las cuentas. Tanto Rubí como Tres Cantos habían derrotado al Jujol, el rival de los Caníbales en la última jornada, lo que significaba que todavía estaba en manos de los roceños el meterse en las semifinales, incluso como primeros. Y las cosas se pusieron de cara, ya que el Rubí ganó por 5-1 a lo tricantinos. Ahora tocaba que los de Las Rozas ganasen al Jujol, y pasarían primeros de grupo. Pero un empate o una derrota los dejaba fuera. Y el partido no pudo empezar peor, ya que los catalanes se pusieron 2/0 arriba. Pero con goles de Gonzalo Ochoa y Pablo Salido los Caníbales llegaban empatados al descanso. Y un robo del puck por parte de Gonzalo Ochoa le permitía anotar el 2/3 que ponía al CHC Las Rozas por delante. Quedaban once minutos, y tocó sufrir mucho, pero al final los Caníbales se llevaron la victoria y con ello el pase a semifinales. El grupo finalizó con Tres Cantos, Rubí y Las Rozas empatados a puntos, pero la diferencia de goles dejaba a los roceños primeros, a los catalanes segundos y a los tricantinos fuera. Se había sufrido mucho pero el objetivo estaba cumplido.


LAS SEMIFINALES

Como hemos visto ambos conjuntos llegaban por distintos caminos a las semifinales. El primero que jugaba era el alevín, quien tras ganar con solvencia todos sus partidos de la fase de grupos jugaba en semifinales contra los Skulls de Almassera, un conjunto al cual había ganado con solvencia en la Liga Élite alevín. Pero ahora eran las semifinales, y daban igual los resultados anteriores. Y a pesar de que los Caníbales se pusieron por delante a los siete minutos dos goles de los de naranja daban la vuelta al marcador. Y a partir de aquí los de Las Rozas comenzaron a notar la presión, mientras que los contrarios, sin nada que perder ante un conjunto a priori superior, empezaron a jugar con mucho criterio. Arrancó la segunda parte con el 1-2 para los valencianos, al gol caníbal que significaba el empate respondían los contrarios con el 2-3. De nuevo los de Las Rozas empataban, pero con menos de cuatro minutos para el final los valencianos anotaban el 3-4 que les ponía por delante. A pesar de someter a acoso la portería naranja los roceños no eran capaces de anotar el gol del empate, y al sacar al portero para finalizar los últimos minutos con un jugador más encajaban el definitivo 3-5. Sin quitarles méritos a los Skulls, quienes realizaron un gran partido, la causa principal de la derrota fue que los caníbales no fueron capaces de tener criterio en los momentos de presión, y esas cosas se pagan.


Mientras tanto en Valladolid los juveniles se enfrentaban a Castellón en un partido que se sabía complicado, ya que los levantinos plantearon el partido a encerrarse y salir al contraataque. Los de Las Rozas sabían que iba a ser fundamental ponerse por delante, y no cometer errores. Al descanso se llegó con un marcador de empate a cero, con dominio caníbal del juego. Pero nada más arrancar la segunda parte un gol de Pablo Salido ponía a los Caníbales por delante. Y en una superioridad, con trece minutos para el final, Pablo Mata anotaba el 2-0. Los levantinos recortaron pocos minutos después, pero los roceños fueron capaces de jugar con criterio y cerrar el partido, metiéndose así en una final tras un recorrido bastante tortuoso.


LAS FINALES

Los primeros que jugaron fueron los alevines, quienes se enfrentaban al Rubí por la medalla de bronce. Y lo más complicado era recuperar el ánimo tras la dura derrota de semifinales. Pero lo hicieron, y en un gran partido liderados por Gonzalo Jiménez (4 goles), derrotaron por 5-2 a los catalanes y se volvieron a casa con una más que meritoria medalla de bronce. En la final un imparable Castellón derrotó con mucha contundencia a los Skulls, ganando así con todo el merecimiento el Campeonato de España. Felicidades.

Los juveniles tenían un hueso duro de roer, ya que se enfrentaban al anfitrión, el CPL Valladolid, que llegaba a la final sin encajar un solo gol. Antes de que se cumpliese el primer minuto los de Las Rozas eran sancionados con una expulsión de dos minutos, lo que aprovechaban los locales para poner el 1-0. Pero menos de un minuto después Pablo Mata anotaba el gol del empate. Cuatro minutos después los de Pucela marcaban el 2-1, y a falta de doce minutos el 3-1 que complicaba las cosas. Otro gol más y el partido se escaparía. A pesar del buen juego de los Caníbales los locales estaban muy fuertes y anotaron el 4-1 antes del descanso. Si querían hacer algo los de Las Rozas tendrían que marcar pronto, pero fueron los de Valladolid quienes anotaron el 5-1 a los dos minutos de comenzar la segunda parte. Y aquí se acabó la final, los de Las Rozas, con el marcador en contra, empezaron a notar el cansancio acumulado, mientras que los contrarios, con todo de cara, siguieron jugando a un gran nivel, para finalizar ganando con un claro 10-1.


BALANCE

Buenos campeonatos de los dos equipos roceños, quienes salen con dos medallas de los Campeonatos de España, un botín nada desdeñable. Aunque es cierto que queda un regusto un tanto amargo, en los alevines por no meterse en la final, y en los juveniles por la derrota tan abultada frente al CPLV. Pero esto es así, y el nivel cada vez es más parejo, y los de Las Rozas tienen que estar contentos por ser capaces de estar al primer nivel del hockey nacional una temporada más.