©2018 by CHC LAS ROZAS. Proudly created with Wix.com

 
  • CHC Las Rozas

Sin opciones en Bilbao para el equipo de Élite


Complicado partido al que se enfrentó el equipo de Élite en Bilbao. Llegábamos después de dos buenos encuentros, tras sacar un punto en Castellón y lograr la victoria en casa frente al Molina, pero en Zorroza se nos cortó la buena racha y no fuimos capaces de cuajar un buen partido.

Desde un principio sabíamos que era complicado, y que todas las cosas tenían que salir bien para sacar algo positivo, y sucedió lo que no tenía que pasar. Al poco de arrancar el encuentro en una desgraciada jugada, una caída, dimos la opción a los contrarios de anotar el primer gol, lo que no desaprovechón Filip Petterson para marcar el 1/0 a los dos minutos de arrancar el partido. Un minuto y medio después disfrutamos de una superioridad, situación ideal para enderezar las cosas, pero no fuimos capaces de aprovechar estos dos minutos. Y no sólo eso, si no que al poco de recuperar la igualdad los locales anotaron el 2/0 por mediación de Yan Andrysek. Habían transcurrido seis minutos y ya nos veíamos con dos goles de desventaja. Y la verdad es que no fuimos capaces de enderezar la situación, y antes del descanso encajamos el 3/0, otra vez Andrysek, resultado con el que nos fuimos al descanso.


Si queríamos hacer algo tendríamos que salir mucho más fuertes en una segunda parte con el partido muy cuesta arriba, con una desventaja en el marcador bastante grande. Y esa desventaja se amplió a los cuatro minutos de arrancar, cuando Stephan Davis anotó el 4/0 que mataba definitivamente un partido que ya tenía poca vida. Con este marcador lo único relevante que sucedió en el resto del partido fue otro gol local, anotado de nuevo por un Yan Andrysek que conseguía su triplete.

En resumidas cuentas, no fuimos capaces de plantar cara a un Metropolitano muy serio en su pista, quien parece que está cogiendo la velocidad de crucero que hacían preveer los refuerzos que ha traído esta temporada y que todavía no estaban dando sus frutos. Con esta victoria los vascos se colocan quintos, con 12 puntos, los mismos que Tres Cantos, a la espera del Molina-Jujol de la primera jornada que se juega este próximo fin de semana.


Por suerte para nosotros los resultados del resto de partidos nos favorecieron, ya que los dos equipos que van por detrás nuestro en la clasificación no sumaron, aunque a punto estuvieron de hacerlo.

Al Castellón le faltó un hervor de dar la sorpresa en su feudo, ya que se puso 2/0 arriba frente a un CPLV que siempre tiene problemas en esa pista. Al final, aunque con mucho sufrimiento, los de Valladolid sumaron los tres puntos con un ajustado 2/3 que les permite seguir comandando la tabla en solitario una jornada más, mientras que los locales se quedan en la penúltima posición. Otro rival directo que no sumó puntos fue el Castellbisbal, quien cayó derrotado en Tres Cantos con un ajustado 4/3, con gol tricantino a falta de dos minutos. Este resultado deja a los catalanes en el farolillo rojo, sin opciones de meterse en la Copa del Rey, mientras que permite a los tricantinos ocupar la cuarta plaza. La mayor sorpresa de la jornada saltó en el Molina-Rubí, partido al que llegaban ambos conjuntos en muy distintas situaciones. Los catalanes habían ganado seis de sus siete partidos, incluída una importante victoria en Mallorca, mientras que los locales habían caído en sus dos últimas citas, en casa frente al Metropolitano y en Las Rozas como visitantes, en ambos casos con marcadores abultados. Pues para sorpresa de todos el Molina ganó con un contundente 7/2 a un Rubí que cuajó una segunda parte desastrosa. Con este resultado el Rubí se aleja seis puntos del CPLV y deja que el España se le acerque a dos, mientras que los canarios respiran y se ponen con opciones de finalizar la primera vuelta en play offs. Quien se resarció de las dos últimas derrotas fue el España en la pista de Jujol, donde se llevó la victoria con un rotundo 3/13, y con un Charles Baldwin imperial que anotó seis goles y dio dos asistencias. Estos tres puntos permiten al España seguir tercero y cortar la racha de dos derrotas que llevaba, mientras que dejan a Jujol atascado en la séptima plaza con nueve puntos.


Solamente queda una jornada y un partido, el aplazado Molina-Jujol que se juega el próximo sábado 8 de diciembre, y ya están claras varias cosas. La primera es que el CPLV va a finalizar la primera vuelta líder en solitario y cabeza de serie para la Copa del Rey. Falta por ver quien será el otro cabeza de serie, si el Rubí es capaz de ganar el Metropolitano en Barcelona será él haga lo que haga el España en la pista de Castellbisbal. Y queda por dilucidar la última plaza para la Copa del Rey. Con el Castellbisbal sin opciones nos la estamos discutiendo Castellón y nosotros. Si ganamos en Tres Cantos la plaza es nuestra, haga lo que haga Castellón en Jujol. Si no es así, tenemos que esperar que los Jokers sumen esos tres puntos en juego tan importantes para ambos conjuntos.