©2018 by CHC LAS ROZAS. Proudly created with Wix.com

 
  • CHC Las Rozas

Pleno de victorias en la primera sede de la Liga Élite alevín


No podemos quejarnos de como ha salido la primera sede de la Liga Élite alevín, sobre todo por que nos enfrentábamos a unos rivales bastante complicados. El primer partido era contra el HC Castellón, un equipo recién ascendido pero con un enorme potencial. A esto se sumó que salimos al partido muy nerviosos, mientras que los contrarios se hacían con la posesión del puck y dominaban el partido. Cualquiera que viese el encuentro podría pensar que el defensor del título era el conjunto de Castellón y Las Rozas era el recién ascendido... Lo único bueno de toda esta primera parte, aparte de la excelente actuación de Enrique Mampel en la portería caníbal, fue el gol que anotó Gonzalo Jiménez para los Caníbales. Parecía que a pesar del dominio de Castellón íbamos a llegar al descanso en ventaja, pero a falta de 39 sg los de negro anotaron el gol del empate. De todas formas no podíamos quejarnos, ya que la primera parte había sido totalmente suya. Arrancó la segunda y comenzamos a jugar mejor, un poco más centrados con el puck y defendiendo de una forma más seria. Aunque nuestro juego no era de lo más fluído Gonzalo Jiménez consiguió anotar dos goles en 17 sg, los que van del 14' 57'' al 14' 40'', y aunque los contrarios recortaron cuando faltaban diez minutos fuimos capaces de apretarnos los machos y sacar adelante un partido en el que no habíamos jugado bien, pero habíamos ganado por marcar un gol más que el contrario. En resumidas cuentas, habíamos sumado tres puntos muy trabajados y tremendamente importantes.

En cuanto al resto de partidos, el CPLV ganaba por la mínima a Tres Cantos, Aranda sufría frente a Skulls después de ir ganando 3/0, pero se llevaba los tres puntos, Alas de Sagunto empataba con Igualada y se llevaba el punto bonus, mientras que Rubí no tenía ningún problema para ganar con solvencia a Arroyo.


Por la tarde el rival era el complicado conjunto de Aranda, un rival que siempre se nos atraganta. Pero si por la mañana no habíamos sido capaces de jugar en equipo, esta vez todos salieron concentrados y con las ideas claras y desbordamos a los rivales desde el principio. Antes de que se cumpliesen los cinco minutos de juego nos veíamos 0/3 arriba y con el partido enfilado. Y no sólo por el marcador, si no por el dominio absoluto del juego. Al final, victoria por 2/10 en un partido en el que recuperábamos las sensaciones y veíamos hasta dónde podíamos llegar ante un rival muy completo que siempre nos complica mucho las cosas. Pero tras la tensión del partido de la mañana los jugadores se soltaron y realizaron un encuentro completísimo.

En el resto de partidos Valladolid y Rubí ganaban su segundo encuentro, los de Pucela por 0/11 a Alas y los catalanes 4/1 a Skulls. Nuestros vecinos de Tres Cantos sumaban sus tres primeros puntos con un claro 0/7 frente a Igualada, y Castellón se resarcía de la derrota matinal endosando un rotundo 2/12 a Arroyo.


El domingo el rival era el conjunto de Arroyo de la Encomienda, un equipo que a pesar de estaba hacíendolo bien no era capaz de conseguir buenos resultados. Y salimos a la pista y anotamos un gol en el primer minuto, lo que parece que no nos sentó muy bien, ya que a partir de ahí no dimos práctimente una a derechas. Cada uno iba por su lado y no teníamos la más mínima claridad de ideas. A pesar de ello llegamos al descanso 3/1 arriba. Por suerte la segunda parte volvimos a encontrar la claridad y el equipo comenzó a funcionar, y empezando a sumar todas las líneas. Al final logramos un claro 12/2 que nos daba los tres puntos y el pleno en una sede que había comenzado de una manera bastante difícil, pero que habíamos sido capaces de sacar adelante.

En cuanto al resto de equipos, CPLV y Rubí se unían a nosotros en conseguir el pleno de victorias, los locales ganaban a 1/4 a Skulls y los de Barcelona 1/5 a Tres Cantos. Castellón sumaba su segunda victoria con un 0/5 ante Alas, al igual que Aranda, quien ganaba por 0/6 a Igualada.

No podemos quejarnos de lo conseguido en esta sede, pero sí que tenemos que darnos cuenta de que si somos capaces de jugar en equipo y hacer lo que tenemos que hacer el ganamos muchos enteros, pero que si vamos cada uno por nuestra cuenta no tenemos muchas posibilidades de hacer nada. Pero esto es así, hablamos de alevines y hay que ir formándose como equipo. Esperemos ser capaces de mejorar de cara a la próxima sede, y eso se hace trabajando.