©2018 by CHC LAS ROZAS. Proudly created with Wix.com

 
  • CHC Las Rozas

Gran partido de los Caníbales para lograr una victoria de mérito


Tres puntos muy importantes los que han conseguido los Caníbales en su visita al Palma Arena, donde se tenían que enfrentar al segundo clasificado de la competición, el España HC. Los mallorquines habían comenzado con dudas, pero tras dar la sorpresa en casa del líder, el CPLV, ganando en la tercera jornada, habían logrado otras dos victorias consecutivas. Llegaban a esta sexta jornada segundos, a un punto del Metropolitano. Una victoria contra Las Rozas les podría colocar líderes.


Y a todo el mundo le resultaba evidente que ese era el resultado más previsible, ya que los Caníbales nunca habían ganado al España en la máxima categoría, y mucho menos en su casa. Arrancó el partido y a los dos minutos los de Las Rozas se veían con un jugador menos, y aunque resistieron la situación nada más recuperar la igualdad en un error infantil regalaban el 1/0. No se podía comenzar peor. Sin embargo, los roceños siguieron centrados y comenzaron a meter en muchos problemas a los locales, que no eran capaces de hacerse con el partido. Los de Mallorca son un equipo que depende de su productividad de cara al gol, y no les estaba funcionando, y en defensa hacían muchas aguas. Pero el marcador no se movía, hasta que, a falta de siete minutos, en una diferida a favor de Las Rozas, con cinco jugadores en pista Iván Pascual anotaba de tiro lejano el gol del empate. Y con tres minutos para el descanso Diego Ochoa de Zabalegui ponía a los capitalinos por delante. No sólo estaban anulando el poderoso juego de ataque del España, si no que habían sido capaces de dar la vuelta al marcador. Una falta de los locales restando 50 sg les permitía llegar 1/2 arriba y con un minuto de superioridad al arranque de la segunda parte.


Y comenzó la segunda mitad, marcada por las numerosas expulsiones. Los Caníbales no fueron capaces de aprovechar la superioridad, y cuando volvió a la pista el expulsado del España, Eduardo Requena (había cometido las dos faltas de su equipo en la primera parte) tardó solamente quince segundos en cometer la tercera falta, de manera que le cayó un dos más diez. Y el carrusel de faltas continuó, minuto y medio después una en contra de Las Rozas que les dejaba en tres contra tres, pero los locales cometieron otra falta y en la diferida Alfonso Cruz puso el 1/3 restando 21’ 28’’. A falta de quince minutos los locales recortaron distancias, poniendo el partido en un brete y apretando mucho al equipo roceño. Y en lo que va del 14’ 28’’ al 4’ 21’’ se pitaron seis expulsiones, tres para cada equipo, sin que se moviese el marcador. Especialmente relevante fue la última, a falta de 4’ 21’’ para el final y en contra de los visitantes. Todo parecía indicar que ahí iba a estar el partido. Pero los de Las Rozas no sólo aguantaron la situación sin encajar un gol, con un enorme Luís Carballo bajo los palos, si no que justo en el segundo en el que se recuperaba la igualdad Iván Pascual anotaba de excelente jugada personal el 2/4 cuando restaban 2’ 21’’, culminando así una situación de inferioridad muy bien gestionada que a la postre marcó el devenir del encuentro. Con dos minutos por jugar los locales sacaron al portero, y les tocó sufrir a los de Las Rozas, que aun así tuvieron un tiro al palo para matar el partido. Pero fueron capaces de superar estos momentos y finalizar el encuentro con una más que merecida victoria por 2/4 en casa del club más laureado de la máxima competición.

Excelente resultado de los de Las Rozas, que demuestran que el trabajo que se está haciendo con la cantera va por el buen camino, pero que no tiene que confundirles. Su guerra sigue estando en la parte de debajo de la tabla, y si son importantes estos tres puntos de cara a la permanencia no han sido conseguidos frente a un rival directo. Todavía queda mucho trabajo antes de que puedan respirar tranquilos. Aun así, a nadie le amarga un dulce, y ganar en casa del España es algo que no se consigue tan fácilmente. Sobre todo, por un equipo totalmente canterano.


Buen trabajo.