• CHC Las Rozas

Cerramos la temporada con una plata en el Campeonato de España infantil


Buen sabor de boca el que nos deja la disputa de los Caníbales en los Campeonatos de España infantil y junior celebrados este pasado fin de semana en Valladolid. Aunque como pasa siempre que no se gana el premio gordo con un regusto amargo. Pero mirándolo con frialdad no podemos quejarnos del buen hacer de nuestro equipos.


LA FASE DE GRUPOS


Comenzamos con los junior, quienes se veían encuadrados en un grupo bastante difícil. Arrancaron perdiendo contra los catalanes del Uroloki, con un resultado de 3/0, uno de los favoritos. Esto significaba que, si querían meterse en semifinales, tenían que ganar los dos partidos que restaban.


El primer rival era el conjunto madrileño del CPLM, un equipo que esta temporada nos había ganado los dos partidos de la Liga Autonómica Madrileña. Pero los nuestros sacaron adelante el encuentro con un sufrido 4/2. Ahora quedaba enfrentarse a los catalanes del CHL Jujol, un equipo siempre difícil. Y el partido fue muy complicado, ya que empezaron marcando los de verde pero los Caníbales dieron la vuelta al marcador para llevarse la victoria con un ajustado 3/1, el último gol a falta de 1 sg, metiéndose así en semifinales como segundos de grupo.



Por su parte los infantiles tuvieron una trayectoria muy semejante, ya que comenzaron perdiendo también con los catalanes de Uroloki con un marcador de 4/1. El siguiente partido era contra el CPLV B, y aquí no fallaron, consiguiendo llevarse los tres puntos con un rotundo 1/7. El último partido era contra el campeón de la Liga Catalana, el conjunto de los Tucans, y aunque llegamos al descanso con empate a cero en la segunda parte los Caníbales abrieron la lata y se llevaron el triunfo con un marcador de 1/8 ante un rival que venía muy cansado de su anterior partido. Se había conseguido el primer objetivo, meterse en semifinales, aunque como segundos de grupo.


LAS SEMIFINALES


El rival era el mismo para ambos equipos, y el más complicado, ya que se trataba del equipo local, el CPLV. Comenzaron los junior, y no pudieron arrancar peor, ya que mediada la primera parte perdían 4/0. La segunda parte fue Caníbal, consiguiendo anotar dos goles. Pero no pudieron remontar un marcador tan abultado y se quedaron fuera de la lucha por el oro. Una lástima para un equipo que había rallado a un altísimo nivel pero que los detalles puntuales dejaba fuera de la pelea por el oro.


Los infantiles tenían que luchar por un puesto en la final con el mismo rival, pero aquí la cosa fue distinta. Salió el CPLV muy fuerte (jugaban en casa) pero los de Las Rozas, con un enorme Enrique Mampel defendiendo la portería, aguantaron todas las embestidas de los pucelanos para llegar al descanso con el empate a cero en el marcador, a pesar de que el CPLV dispuso de tres superioridades por una de los Caníbales, que duró 30 sg hasta que les pitaron otra falta en contra. De hecho los de Las Rozas comenzaron en inferioridad la segunda parte, pero la superaron sin encajar gol. Aun sufrieron una inferioridad más los roceños, pero el CPLV no supo aprovechar estas claras ventajas y el marcador no se movía, a pesar de que el CPLV había disfrutado de cuatro superioridades. Pero con doce minutos para llegar al final los locales anotaron el 1/0 que les ponía por delante. Con el marcador de cara los de negro comenzaron a especular, quedándose detrás de la portería perdiendo tiempo. Sin embargo la ventaja era muy corta, y una superioridad a favor de Las Rozas podría haberla anulado, pero los Caníbales no aprovecharon su primera situación de superioridad. Quedaba poco tiempo, pero restando cinco minutos Hugo Bostán anotó el gol del empate que cambiaba el panorama, y con 3' 50'' para el final los Caníbales tuvieron otra superioridad y esta vez la aprovecharon, poniendo Héctor Acuña el 1/2 en el luminoso con tres minutos y medio por jugar. Ya no le valía al CPLV especular, ahora tenía que atacar, pero los de Las Rozas estuvieron firmes y, cuando los contrarios sacaron al portero Jaime Jerez anotó dos goles que cerraron la victoria en un partido en el cual los de Las Rozas lo habían tenido todo en contra.


LAS FINALES


Con muy poco tiempo para descansar los nuestros tuvieron que disputar sus respectivas finales. Los infantiles luchaban por el oro contra los valencianos de Skulls de Almassera. Y el partido no pudo empezar peor, ya que antes de que se cumpliesen los dos minutos de juego encajaban dos goles. Esto no sentó nada bien a los Caníbales, mientras que los valencianos se vinieron arriba y comenzaron a jugar muy cómodos, esperando atrás, gestionando muy bien el puck y saliendo al contraataque. Para empeorar las cosas los colegiados anularon un gol de los Caníbales por área, llegando poco después el 3/0. A falta de dos minutos para el descanso Hernán Esteban anotaba el 3/1 que daba esperanzas a los de Las Rozas, pero 30 segundos después los valencianos anotaban el 4/1. Todo lo que podía salir mal estaba saliendo mal.


La segunda parte fue totalmente de los Caníbales, pero los Skulls supieron gestionar muy bien su ventaja y no se pusieron nerviosos a pesar de que con casi toda la segunda parte por jugar Guillermo Esteban anotó el 4/2. Pasaba el tiempo y los Caníbales tuvieron que arriesgar mucho más, encajando en un contraataque el 5/2 y, ya sin portero, el 6/2. Todo lo que había salido bien hasta entonces se nos había torcido en una final en la que no fuimos capaces de encontrar nuestro juego. Por su parte los de naranja aprovecharon excelentemente estas situaciones y se llevaron el oro con todo el merecimiento.

Y no les fue mejor a los junior en la lucha por el bronce con Aranda, quien en un desastroso partido de los Caníbales se llevó la victoria con un rotundo 8/2. Complicado marcador que desdice un excelente campeonato de nuestros junior, quienes han rallado a un nivel muy alto hasta este último partido, en el cual se vinieron físicamente abajo después de cuatro partidos muy complicados.


CONCLUSIÓN


Perder el último partido siempre deja un mal sabor de boca, pero ambos conjuntos tienen que estar satisfechos, ya que han sido capaces de competir al más alto nivel con los mejores equipos de España.


Sólo nos queda felicitar a los Campeones, el CPLV en junior, que ganó su tercer oro en los Campeonatos de España al Uroloki, club que ha realizado una excelente temporada a nivel nacional y, sobre todo a Skulls, quienes culminan muchos años de trabajo con esta primera medalla de Oro en un Campeonato de España. Si a este excelente resultado le sumamos la plata en el femenino sub 20 y el ascenso a Élite femenina podemos asegurar que estamos ante un club que va a dar mucha guerra en las siguientes temporadas.


Sin lugar a dudas la salud del hockey en línea español cada vez es mejor, y estar arriba a nivel nacional cada vez es más difícil. Tenemos que estar orgullos de ser capaces de seguir luchando por las medallas temporada tras temporada, aunque las más de las veces se nos escape el premio gordo. Pero es que en el deporte campeón sólo hay uno, y no es nada fácil lograr un oro.


Enhorabuena Caníbales, a seguir trabajando.




161 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo