©2018 by CHC LAS ROZAS. Proudly created with Wix.com

 
  • CHC Las Rozas

Campeones de la Liga Élite infantil 2018/19


Gran sede la que han realizado nuestros infantiles para cerrar con la consecución del título la Liga Élite infantil 2018/19, en la que todo ha salido a pedir de boca. Llegábamos a Igualada con un punto de ventaja sobre el segundo clasificado, de manera que todo dependía de nosotros, independientemente de lo que hiciesen los demás. Nos teníamos que centrar en los nuestro, pero si el resto de resultados nos favorecía, pues mejor que mejor.

Comenzó Aranda ganando a los Halcones, lo que les mantenía a tres puntos de nosotros. Rubí ganaba a Igualada, en un partido de equipos que no luchaban por el título. En el tercer partido había mucho en juego, ya que se enfrentaban los dos equipos que estaban a un punto nuestro, HC Castellón y Sant Andreu Urolki, y aquí llegaba el primer resultado beneficioso para nuestros intereses, ya que empataban y Castellón se llevaba el punto bonus. Si ganábamos a los Fénix sacaríamos dos puntos al segundo. Y así fue, en un partido muy bien jugado y dominado de principio a fin nos llevamos los tres puntos con un marcador de 1/12. Sólo quedaba el CHL Jujol-CPLV, con los de Valladolid a tres puntos de nuestro equipo (antes de empezar la sede). Y otra vez nos favoreció el resultado, ya que empataron y Jujol se llevó el punto bonus, con lo que dejaba a Valladolid fuera de la lucha por el título. Salíamos de la primera jornada con más ventaja de la que teníamos al llegar, dos puntos sobre Castellón y tres sobre Uroloki y Aranda.


La jornada de la tarde arrancaba con un partido aparentemente fácil, en el cual Castellón tenía que sumar los puntos frente a los Halcones de Torrevieja. Pero en esta liga no hay enemigo fácil, y los de Torrevieja derrotaron a los de Castellón de la Plana y dieron la campanada de la sede. Con este resultado los de negro decían adiós a sus posibilidades de lograr el título, mientras que los Halcones miraban un poco más arriba en la tabla. Uroloki ganaba con solvencia a Rubí, y se mantenía en la lucha por el título. Valladolid derrotaba a Fénix y Aranda ganaba a Igualada, con lo que se convertía en el candidato mejor colocado para discutirnos el título. Cerrábamos la jornada enfrentándonos al CHL Jujol, un equipo al que solamente le había ganado Aranda, y que había empatado con todos los demás equipos de la parte alta de la tabla. En resumidas cuentas, un rival muy incómodo. Y para seguir dependiendo de nosotros mismos teníamos que puntuar, aunque fuese solamente un empate. Pero salimos a la pista y realizamos un partido muy serio, con un Andrés Callejón muy inspirado (tres goles en la primera mitad), llegando al descanso con un marcador a favor de 2/4. Arrancó la segunda parte y de nuevo Andrés anotó un golazo que nos puso tres por delante. A partir de aquí nos tocó pelear, pero fuimos capaces de llevarnos la victoria ante un gran equipo con un resultado de 4/7 y con la sensación de que habíamos dado un paso de gigante de cara a la conquista del título. Ya solamente quedábamos dos equipos con opciones de ganar la liga, nosotros y Aranda, a tres puntos nuestro, pero con la victoria a su favor. A nosotros nos valía con un punto, e incluso la derrota, si Aranda no ganaba a Uroloki.


Precisamente la jornada del domingo la abría el Aranda-Uroloki, con los catalanes luchando por el subcampeonato y los de Burgos por seguir metiéndonos presión. Pero en esta sede todo nos ha salido de cara, y tras un partido muy emocionante finalizaban con empate a dos el tiempo reglamentario y dándonos el título de Liga a falta de un partido. El punto bonus se lo llevaba Uroloki, con lo que lograba un más que meritorio subcampeonato, viendo el buen juego que han desplegado, y dejaba a Aranda con mal sabor de boca, algo muy injusto si tenemos en cuenta la gran competición que han realizado. Unos lanzados Halcones empataban con Rubí y se llevaban en los penaltis el punto bonus, logrando así adelantarles en la clasificación y conquistando así una excelente séptima plaza en la liga, dejando octavo al joven equipo de Rubí, plagado de alevines. Castellón cerraba su participación ganando al Igualada para acabar terceros, con los locales como farolillo rojo. Ahora nos tocaba jugar contra el CPLV, en un partido en el que se podría pensar que no había nada en juego, ya que éramos campeones de liga. Pero es imposible que en un partido oficial en el cual nos enfrentamos a un club del nivel del CPLV no haya nada en juego. Después del elegante pasillo que nos hicieron los de Valladolid arrancó un partido en el que teníamos que demostrar que, aunque agradeciésemos los resultados de los demás, teníamos equipo para ganar por nosotros mismos. Y así fue, en un encuentro espectacular fuimos capaces de anular a todo un equipazo como el CPLV y llevarnos la victoria con un resultado de 7/0, dejando claro que el título lo habíamos ganado con todo el merecimiento. Cerraba la sede el Jujol-Fénix, en el cual los catalanes se llevaron los tres puntos.

Tenemos que estar orgullosos del rendimiento del equipo en una competición que ha sido muy complicada, ya que el nivel de todos los equipos ha estado muy parejo, y cualquiera de los seis primeros ha tenido opciones de luchar por ser el campeón. En esta liga el más mínimo despiste te dejaba fuera, y hemos tenido que jugar muy buenos partidos contra equipos de gran nivel para llevarnos el título. Pero eso es precisamente lo que le da más valor, los rivales. Y esta liga vale mucho por que la talla de los rivales ha sido enorme. Es un placer ver como crece nuestro deporte y poder estar luchando por los títulos cada temporada que pasa. Y aunque esta vez hemos ganado nosotros, tenemos que ser conscientes de que estar arriba cada vez es más difícil. Si el nivel del hockey sigue subiendo, los que ganamos somos todos.